Colegio Oficial
de Ingenieros Agrónomos
de Aragón, Navarra y País Vasco

Histórico Congresos

IV Congreso Nacional de Desarrollo Rural: Campo y ciudad: Un futuro común - Reportajes de prensa

Así respondía el profesor Luis Márquez a las muestras de afecto y al reconocimiento profesional que recibía en el transcurso del homenaje que se le tributaba en el IV Congreso Nacional de Desarrollo Rural (celebrado en el marco de FIMA 2014, en Zaragoza). Fue profesor titular de Ingeniería Mecánica de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos de Madrid hasta 2007.

 

Homenaje a Luis Márquez. Congreso Desarrollo Rural

Un momento del homenaje a Luis Márquez

 

Juan Barbacil, conductor del congreso, hacía alusión a modo de anécdota al perfil de Luis Márquez, siempre inquieto y siempre involucrado en cuantos eventos hubiera en torno a la maquinaria agrícola. Decía que al llegar al salón de actos de la Feria de Zaragoza, a primera hora de la mañana, ya había una persona, y esa persona era Luis Márquez.

 

Es el presidente del jurado del Concurso de Novedades Técnicas de FIMA y desde luego las máquinas que tiene que analizar en la actualidad son bien diferentes a las que marcaban el inicio de la andadura de esta Feria hace 50 años.

 

En España, en los años 60, se estaba produciendo el cambio de las mulas a los tractores, y desde entonces las innovaciones tecnológicas no han dejado de protagonizar la evolución de la maquinaria. Germán Martínez, consejero delegado de John Deere Ibérica, apuntaba que “un tractor de hoy en día equipa un nivel de tecnificación superior al de los cohetes que llegaron a la Luna”.

 

Germán Martínez. John Deere. Congreso Desarrollo Rural

Germán Martínez. John Deere.

 

Luis Márquez, en su intervención, no se mostraba complaciente con lo que se está haciendo en el campo. Reflexionaba sobre la importancia de elegir racionalmente la maquinaria, siempre de acuerdo con las necesidades de la explotación a la que vaya destinada.

 

Dice que existe un exceso de potencia en los tractores utilizados, lo que puede traducirse en una falta de eficiencia en el uso de los recursos, es decir, puede traducirse en un consumo elevado de combustible. Apunta que se deben elegir primero los aperos y equipos de campaña para pasar a continuación a elegir el tractor más adecuado.

 

Luis Márquez. Congreso Desarrollo Rural

Luis Márquez en un momento de su intervención.

 

Incide igualmente en que se compra tecnología (que en sí misma está bien y es positiva) pero se compra en circunstancias en las que quizás no sea necesaria; y también hay casos de no utilizarse por no saber cómo hacerlo.

 

Varios alumnos de Luis Márquez intervenían. Javier García Ramos, subdirector de la Escuela Politécnica Superior de Huesca, elogiaba el gran esfuerzo realizado por el homenajeado en la difusión del conocimiento técnico; además, en dos niveles. Por una parte, en el ámbito universitario y, por otra, llegando de forma muy didáctica al colectivo de todos los agricultores.

 

Javier García Ramos. Subdirector Escuela Politécnica Superior de Huesca. Congreso Desarrollo Rural

F. Javier García Ramos. Subdirector Escuela Politécnica Superior Huesca

 

Valor profesional y valor personal. Es lo que destaca de Luis Márquez el citado Javier García Ramos. También Germán Martínez, poniéndolo como ejemplo de integridad y dignidad. Allí están igualmente las palabras de Alberto López, director adjunto de la Feria de Zaragoza, que realizaba una valoración del homenajeado por su aportación a FIMA y sobre todo por su calidad humana.

 

Dejamos para el final la intervención de José Ignacio Vega, director general de Claas Ibérica, porque resume el sentir de las personas que han estado trabajando con Luis Márquez.

 

José Ignacio Vega. Claas. Congreso Desarrollo Rural

José I. Vega. Claas

 

José Ignacio Vega decía que él es un “producto de FIMA y de Luis Márquez”. A él le debe su pasión por la ingeniería agrónoma, ya que era un profesor que “enseñaba de verdad, y siempre estaba al lado de sus alumnos, posteriormente, a lo largo de su trayectoria profesional”.

 

Y concluía diciendo, como si fuera el portavoz de los que participaban en ese homenaje: “Soy luismarqueciano”.