Colegio Oficial
de Ingenieros Agrónomos
de Aragón, Navarra y País Vasco

Histórico Congresos

IV Congreso Nacional de Desarrollo Rural: Campo y ciudad: Un futuro común - Reportajes de prensa

Joaquín Araújo, naturalista, pronunciaba este lunes por la tarde en Zaragoza la conferencia inaugural del IV Congreso Nacional de Desarrollo Rural (congreso que lleva por lema "Campo y ciudad: Un futuro común"). Era en el salón de actos de Bantierra como preámbulo al desarrollo en sí del congreso, que tiene lugar martes y miércoles en la Feria de Zaragoza, en el marco de la Feria Internacional de Maquinaria Agrícola (FIMA). Joaquín Araújo pronunciaba la conferencia "La oportunidad está en las raíces".

 

IV Congreso Nacional Desarrollo Rural. Joaquín Araújo

 

Dice que "se puede vivir sin teléfonos inteligentes pero no sin plantas creciendo". Hacía alusión a la importancia de las raíces, y solicitaba un reconocimiento a la dignidad del trabajo de los agricultores, como productores de alimentos.

 

Joaquín Araújo considera que la cultura rural está hoy en día maltratada; sin embargo, lo rural ha sido la base de todo a lo largo de la Historia. Por ejemplo, en China los símbolos escritos son similares entre persona, árbol y raíz; y también entre tierra e intelectual. Asevera además que el 80 por ciento de los vocablos que hay en los diccionarios procede del ámbito rural.

 

Lamenta, por otra parte, que cada día cientos de miles de personas emigren del medio rural al ámbito urbano; hasta tal punto es así que cada 17 días se podría crear una ciudad del tamaño de Madrid.

 

En su argumentación, Joaquín Araújo hace referencia a la "raíz de todas las cosas". Está en los elementos fundamentales: Agua, aire, tierra y fuego. Estos elementos dan una lección permanente de eficacia de vida y de eficiencia en la utilización de los recursos.

 

Por tanto, de la observación de la naturaleza se puede concluir que lo sensato es hacer lo mismo que quien sabe hacer bien las cosas. Dice: "Lo más culto son las raíces". Y añade: "Culto es ser cuidadoso". La conclusión es que cuidar es lo realmente importante: "Cuidar lo que me va a cuidar: La naturaleza y el medio rural".

 

La raíz se convierte en la base de la condición del agricultor y ganadero como productor de alimentos. Joaquín Araújo se muestra orgulloso de su condición de campesino; presume de tener este noble oficio.

 

Eran reflexiones en la primera sesión del IV Congreso Nacional de Desarrollo Rural. Está organizado por el Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Aragón, Navarra y País Vasco. Su decano, Joaquín Olona, recordaba que hace años alguien le dijo que el desarrollo rural es una utopía, debido a que la tendencia era y es clara hacia el desarrollo urbano. Joaquín Olona quiere poner un "sin embargo" en esa afirmación; dice que hay que ver el desarrollo rural como algo real.

 

Tanto José Antonio Alayeto, presidente de Bantierra, como Javier Rincón, secretario general técnico del Departamento de Agricultura del Gobierno de Aragón, afirman que la crisis económica ha puesto a cada cual en su sitio, ocupando el sector primario un puesto destacado en la economía (mostrando además todas sus expectativas de futuro).

 

 

 

 

Se observa ahora al medio rural como espacio para el desarrollo de iniciativas económicas. Por ello, se considera el tema elegido para el Congreso Nacional de Desarrollo Rural un acierto, y también cada uno de los bloques en que se ha dividido.

 

Javier Rincón apunta que es un momento clave el actual, por iniciarse un nuevo periodo de programación en la Unión Europea. José Antonio Alayeto incide en que la unión del campo y la ciudad es esencial, con el fin de conseguir todo el desarrollo económico posible, de forma sostenible y asegurando la pervivencia de la población en el medio rural.