Colegio Oficial
de Ingenieros Agrónomos
de Aragón, Navarra y País Vasco

Histórico Congresos

IV Congreso Nacional de Desarrollo Rural: Campo y ciudad: Un futuro común - Reportajes de prensa

Los distintos agentes que forman la Alianza Agroalimentaria Aragonesa coinciden en valorar la importancia de aumentar la competitividad de la agricultura. Ello permitirá la vida del medio rural aragonés. Y para ello, para conseguir esa competitividad, se considera esencial realizar una apuesta firme y decidida por una mejora estructural agroalimentaria. Ésta debería ser la base del Desarrollo Rural.

 

Tanto el Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Aragón, Navarra y País Vasco, como el Colegio de Ingenieros Técnicos Agrícolas de Aragón se pronuncian claramente a favor de “anteponer intereses a largo plazo propios de la mejora estructural agroalimentaria frente a cualesquiera otros”.

 

Joaquín Olona y Javier Lorén, máximos responsables de ambos colegios profesionales, fundamentan sus respectivos discursos en las “estructuras agrarias”. Y éstas en el regadío.

 

Dicen: “La creación y mejora del regadío resulta, en Aragón, una de las vías más eficaces para el aumento de la dimensión económica de las explotaciones, así como para ofrecer a los jóvenes condiciones razonables de incorporación a la actividad”.

 

Añaden: “El regadío también resulta esencial para ofrecer las condiciones de seguridad y calidad en la provisión de materias primas requeridas por una industria agroalimentaria avanzada”.


 Joaquín Olona. IV Congreso Nacional de Desarrollo Rural   

 

Competitividad”. Es la palabra que más se escuchaba en el IV Congreso Nacional de Desarrollo Rural. A ella hacían referencia los integrantes de la Alianza Agroalimentaria Aragonesa. Para ello es fundamental aumentar la dimensión económica de las explotaciones y de las industrias agrarias.

 

José Ignacio Domingo es el gerente de la Asociación de Industrias de la Alimentación de Aragón. Incide en la importancia que tiene el colectivo al que representa para el futuro de este territorio, y pone sobre la mesa un dato: De 2007 a 2012, la industria agroalimentaria aragonesa realizaba una inversión cifrada en 825 millones de euros. Apunta que “es más de lo invertido por Opel”.

 José Ignacio Domingo. Asociación de Industrias Alimentación de Aragón. IV Congreso Nacional Desarrollo Rural

Desde el colectivo de Cooperativas Agro-alimentarias, su director en Aragón, Felipe Gómez de Valenzuela, considera que éstas deben tener cada vez más peso. Apuesta por mejorar la gestión conjunta, en el sentido de que hay que sumar producciones pero “lo más importante es sumar negocios”.

 

Felipe Gomez de Valenzuela. Cooperativas Agroalimentarias Aragón. IV Congreso Nacional Desarrollo Rural

 

E incide en la relevancia del regadío, ya que éste permite que haya capacidad de producción suficiente y constante; además, producción cercana a la industria, bien sea ésta de carácter cooperativo o mercantil.

 

Los representantes de las organizaciones profesionales agrarias coinciden en pedir a las administraciones públicas políticas integrales en beneficio del medio rural, políticas que deben ir acompañadas de fondos económicos.

 

José Manuel Penella, secretario general de UAGA, lamenta que el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente reduzca su aportación en cofinanciación. Habla de descenso significativo en los fondos que va a haber para Desarrollo Rural, y ello con más comensales para repartirse la tarta (recordando que la expansión del regadío entra en la distribución económica en el nuevo periodo comunitario).

 

José Fernando Luna, portavoz de ASAJA Aragón, se pregunta: “¿En 2022 los pueblos estarán mejor que ahora?”. Y responde: “No, y por tanto algo falla”. Apela a que las distintas políticas vayan orientadas a la pervivencia de los jóvenes y las mujeres en el medio rural.

 Begoña Nieto, Fernando Luna. IV Congreso Nacional de Desarrollo Rural

No olvida la importancia de la conciencia urbana respecto a los agricultores y su actividad de producción de alimentos. Plantea que la alimentación se convierta en asignatura escolar.

 

Y José Manuel Roche, como secretario general de UPA Aragón, insiste en que las políticas públicas vinculadas con el medio rural deben girar en torno a los agricultores y ganaderos profesionales, ya que “sin ellos no habría medio rural”.

 

En resumen, competitividad, dimensión económica de las explotaciones e industrias agrarias, medidas estructurales, regadío, jóvenes,… son términos que deben aparecer en la Programación del Desarrollo Rural 2014-2020. Se considera que sólo de esa forma se trabajará en beneficio del medio rural aragonés.