Colegio Oficial
de Ingenieros Agrónomos
de Aragón, Navarra y País Vasco

Histórico Congresos

IV Congreso Nacional de Desarrollo Rural: Campo y ciudad: Un futuro común - Noticias

Se ha leído el avance de conclusiones del IV Congreso Nacional de Desarrollo Rural en el acto de cierre y clausura de este evento, que se ha celebrado de lunes a miércoles en Zaragoza en el marco de la Feria Internacional de Maquinaria Agrícola (FIMA).

 

Las conclusiones son:

 

"El medio rural debe hacerse valer entre los habitantes de las ciudades por su condición de productor de alimentos, y en esa producción es fundamental la agricultura. Una agricultura eficaz y eficiente.

 

El desarrollo rural se cimenta en tres pilares: Competitividad agrícola, entendida como productividad; medio ambiente; y desarrollo equilibrado del territorio.

 

Sin menosprecio del medio ambiente y del desarrollo territorial, se debe prestar una mayor atención a las estructuras agrarias. Este capítulo, el de las estructuras agrarias, debe tener un apoyo más sólido. Lo debe tener en todos sus elementos fundamentales: Incorporación de jóvenes, modernización de explotaciones, regadío, formación, tecnología,...

 

Expresivamente se ha dicho que las estructuras agrarias son la caña de pescar, frente a lo que se está haciendo hasta ahora que es repartir peces. Se ha producido un tremendo debilitamiento de la política estructural, y ésta es esencial para que haya una agricultura productiva.

 

Estamos en un momento muy importante, ante la nueva programación de desarrollo rural que nos llevará hasta 2020. El sector agrario debe apostar claramente por el segundo pilar de la Política Agraria Común (PAC).

 

Se pone el ejemplo de Francia, país que ha decidido trasvasar un 30 por ciento de fondos del primer pilar (las ayudas que reciben los agricultores) al segundo pilar (mejoras estructurales). España ha decidido no realizar trasvase de fondos entre los dos pilares que conforman la PAC.

 

La Alianza Agroalimentaria Aragonesa ha defendido el papel que deben jugar los agricultores y ganaderos, la industria agroalimentaria y las cooperativas agrarias. También se ha abogado por una efectiva transferencia de conocimiento.

 

Estamos en el Año Internacional de la Agricultura Familiar. El modelo familiar es el mayoritario y debe ser defendido. Se ha intentado definir qué es la agricultura familiar; sirva la que hace referencia a quien día a día está en el campo, la agricultura real, la que produce,...

 

Agricultura familiar para producir alimentos y para algo más: Atender las demandas de la sociedad en general: Paisajismo, conservación del medio ambiente, turismo rural, ocio,...

 

Y ante las dificultades presentes y futuras está el organizarse (el unirse) para defenderse mejor. Se pone el ejemplo de las cooperativas.

 

Dos nombres propios: Luis Márquez y Joaquín Araújo.

 

Luis Márquez apunta que hay un parque de tractores sobredimensionado. Hay que invertir racionalmente en tecnificación. Primero hay que elegir la maquinaria (aperos y equipos de campaña) y después el tractor más adecuado.

 

Joaquín Araújo dice que se puede vivir sin teléfonos inteligentes pero no sin plantas creciendo. Solicita un reconocimiento a la dignidad del trabajo de los agricultores, como productores de alimentos.

 

Habla de la observación de la naturaleza, en la que los elementos fundamentales (agua, aire, tierra y fuego) dan una lección permanente de eficacia de vida y de eficiencia en la utilización de los recursos.

 

Y sirva para finalizar la siguiente expresión: Alguna vez en la vida precisaremos de los servicios de un médico o un abogado; sin embargo, tres veces al día necesitamos a un agricultor".

 

El Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Aragón, Navarra y País Vasco es el encargado de organizar el Congreso Nacional de Desarrollo Rural. Dentro de dos años, en FIMA 2016, se celebrará la quinta edición.